CONTACTO@DAVIDPARDAVILA.COM

¡Domingo de cocido!

Foto random de un gato que me ha parecido simpática y la pongo aquí.
Foto random de un gato que me ha parecido simpática y la pongo aquí.

¡Domingo!

David entretiene y también educa.

A todos nos han enseñado que en el Génesis:

“y el séptimo día descansó.
Dios bendijo ese día y lo apartó,
para que todos lo adoraran”

Resumiendo, que Don Dios no era autónomo. Y pudo descansar. ¡Pues bien! No descansó un domingo, fue un sábado. El séptimo día era un sábado. ¿Como os habéis quedado?

Resulta qué:  “Constantino I el Grande”  (Grande por sus cojones, vaya) Allá por el 313 D.C. Dictaminó que el domingo (que significa venerable “día del sol“), fuera el principal y séptimo día de la semana, en reemplazo del sábado;



¿Por qué os cuento esto?

En mi casa el domingo se descanse o no, es día de cocido. Punto. Y eso no lo cambian ni los cojones de Constantino I el Grande.

Para los que no sois de Galicia y estáis leyendo esto. Que sepáis que el cocido gallego lleva poquito.

Un poquito de patata, un poquito de habichuelas, un poquito de verdura verde, blanca… Y artillería pesada.  Pollo, chorizo, lacón, costilla, tocino, ternera, cocodrilo, jirafa, hipopótamo y dinosaurios. Dinosaurios de los pequeñitos, de los que a principio de Jurasic Park nos caían bien. Ya sabéis todos de qué escena hablo.

Y no se puede comer un poquito de cocido gallego.

– ¿Cómo se queda un mago después de comer?
– Magordito

 

Así que salí de cama, y mientras me tomaba mi té vegano. Tomé la solución más inteligente.

Cogí el teléfono móvil…

-Mamá, que al final no como con vosotros.

+Te guardo cocido para la cena.

-Que no, que soy vegano. – ¡Y colgué!

 

Colgué rápido temiendo una réplica lapidante del estilo de: Tú lo que eres es gilipollas hijo mio. Mi madre es del pensamiento: “Si no comes carne, te mueres, mañana, fijo”

 

Con el trabajo ya adelantado de la mañana anterior, huí al monte a coger castañas. No tuve necesidad de buscar el prospecto de las castañas. De tarde estuve paseando por la playa con una amiga mientras ella recogía su dorsal (ÁNIMO MAÑANA MARÍA) y luego luché mano a mano contra otra sandía. Verduritas de cena y… ¡BIEN. VAMOS REMONTANDO!

APROBADO 2/5

Deja un comentario