CONTACTO@DAVIDPARDAVILA.COM




Acabo de comenzar y ya la he jodido. Y es que, querido lector. No te imaginas lo complicado que es ser vegano.

Primero, y no lo oculto, soy pescador submarino, el único arte de pesca selectivo, y realmente sostenible, pesco, y me lo como. Y por supuesto, cuido el mar y lo defiendo. 

Pero a nivel nutricional quería hacer este reto ya que algunos de los deportistas que sigo habitualmente son vegetarianos o veganos, oportunidad perfecta para ver que ocurría y conocer mi cuerpo un poco mejor.

El veganismo es la práctica que rechaza la utilización y consumo de todos los productos y servicios de origen animal

Ser vegano es un movimiento que no se termina en la dieta, sino, que además de dietéticas tiene connotaciones éticas y ambientales. Un vegano estricto no utiliza cosméticos, ni ropa, ni absolutamente nada que tenga origen animal.

Y no me refiero que sea un sacrificio, sino, a los pequeños despistes. Continúa leyendo.

21 días siendo vegano pisci-ovo-lacteo-vegetariano

Día 1

Me levanto de cama, ilusionado, contento, decidido, cojo el teléfono y llamo a mi madre:

 

– Señora madre, soy vegano.

+Pues el domingo tenemos cocido

 

Esto, y si eres gallego lo entenderás, es una auténtica putada. Así que para reponerme del revés bajo a desayunar al bar:

 

– Pili. Un café con leche, por favor

+ Ahora mismo

– ¡Para, PARA! Con leche de soja, o de avena, o de almendra, de arroz, de coco, de aguacate o de amapola. ¡QUE SOY VEGANO!

+ De soja, ahora te lo llevo.

–  Gracias. Traeme un Cruasán también.

 

Un dulce, tierno, apetitoso… Croissant

Suspenso el primer día, en el desayuno ya.

A partir de ahí el día continuó con normalidad, verduritas para comer, frutita por la tarde y de nuevo verduritas de cena.

#VEGANODATOCURIOSO DEL DÍA 1:  Se originó en la India

Día 2

Víspera de una jornada deportiva bastante intensa.

Me lavé la cara con el orgullo herido, por la derrota en el primer día de mi proyecto vegano. Esta vez no podía cometer el mismo error. Decidí desayunar en casa.

Herví agua,me preparé un té verde y me dispuse a preparar tostadas con pan que tenía del día anterior. Pero… ¡OJO! El pan sólo es vegano si  no contiene ingredientes  como huevos, mantequilla, leche de vaca, suero de leche, caseína o miel. Busqué el prospecto de la barra de pan, sin éxito ninguno. La próxima vez pediré pan con etiqueta en la panadería.

Se planteaba ante mi una decisión difícil. Me encontraba ante una barra de pan misteriosa, sin etiqueta. Una gota de sudor me resbalaba por la sien. La duda, y el hambre me arañaban por dentro.

Miré a mi perra enseñándole la barra de pan.

 

Hera, ¿Tú qué harías?

 

Movía el rabo alegre, pensando que le iba a dar el pan a ella, y pronto me imaginé su respuesta:

 

-Este pan será vegano. ¿O no?

+El pan es pan – Imaginé que respondería, mientras el can continuaba moviendo la cola delante de mi.

 

Corté el pan y lo metí en la tostadora. La decisión estaba tomada, el pan está rico, y además no lo iba a tirar. (Además, ya había comido pan el día 1)

Pensaba “Tostadita, tomate, una pizca de orégano…” mientras se me hacía la boca agua, y abrí la nevera…

 

+Hola, David.

-Hola, Queso.

+¿Me vas a comer?

-No

+Quedo poco ¿Eh? (Esto suena horrible)

-Soy vegano

+Yo, derretido, sobre el tomate, bajo el orégano. Caliente en tu paladar. Piénsalo.

-Me cago en mi vida



 

Suspenso también el 2º día. En el desayuno otra vez.

#VEGANODATOCURIOSO DEL DÍA 2: Es una palabra nueva. La palabra vegano deriva de vegetariano y fue usada por primera vez en 1944, cuando Elsie Shrigley y Donald Watson consideraron que necesitaban un término que no abarcara tantos productos animales.

Día 3

200km en bicicleta. Ruta Vigo-Santiago-Vigo.

Tercer día de “cuasivegano” ya que iba suspendiendo en los desayunos pero el resto del día me portaba bien y cumplía a rajatabla todo. Esta vez el esfuerzo que haría durante todo el día. (Más de 10h de pedaleo) iba a requerir un aporte de comida constante. Pero estaba todo estudiado. Decenas de barritas energéticas de cereales, plátano, y chocolate.

Desayuné un té, zumo, fruta y cereales. ¡MI PRIMER DESAYUNO DE VEGANO! Ya le voy cogiendo el truco a esto.

Comenzamos a pedalear. Ya llevábamos un par de horas cuando empezó a salir el sol y paramos en una cafetería a tomar algo caliente, el día iba a ser largo.

 

-¡Hostias, que me olvidé de pedir leche de soja! (Suspenso en el redesayuno)

+¿Y qué? – Me dijo mi compañero Diego.

– Que soy vegano – Ya estaba fastidiado. – Disculpa, ponme un Cruasán también.



Durante el resto del día me alimenté a base de barritas, entre saludos a los peregrinos que nos íbamos encontrando. Iba realmente bien, contento, ser vegano funcionaba, y los kilómetros en bicicleta se sucedían de una forma “cómoda” #veganoalpoder

Hasta que de pronto…

 

+Necesito comer algo – Dijo Diego.

– Yo no, voy bien – Contesté con estoicidad, se habían terminado las barritas hacía una hora.

+Necesito algo dulce, chocolate – Comentó mientras parábamos ante una panadería que ya estaba cerrando.

 

vegano-chocolate-dia-4

 

CHOCOLATE

RAE:  Alimento que se obtiene mezclando azúcar con dos productos derivados de la manipulación de las semillas del cacao y que está la hostia de delicioso

 

+David. Sólo tienen palmeras de chocolate – Me dijo Diego mientras yo quedaba fuera con las bicicletas.

-Yo quiero una también- En este momento yo ya estaba salivando, me daba igual la vida.

+Y le queda un trozo de empanada

– ¿Qué pinta tiene?

+Que te corres.

-De qué es?

+De carne, o de bonito.

-Pues de bonito, que soy vegano.

 

#VEGANODATOCURIOSO DEL DÍA 3: Aunque el término es reciente, algunas figuras históricas fueron veganas. Por ejemplo, Leonardo Da VinciLeon TolstoiVoltaire y Platón.

 

Día 3 suspendídisimo. Desayuno y cena.

Día 4

Sábado de resaca deportiva. 

Me levanto pensando lo duro que va a ser no suspender (Por cuarta vez consecutiva) el reto vegano. El cuerpo me pide dulce y caigo en la tentación ya de mañana.

España no es un país para veganos, pero os cuento más. Galicia menos.

Bajé a desayunar. Y resulta, compañeros. ¡Que la camarera lee mi blog! (Así que ahora ya sé, que como mínimo, tengo un lector, porque si hay alguno más por ahí, ni un mísero comentario me habéis dejado, menudos ánimos)

+¡Hola Vegano!

-Uy. Cachondeo. Buenos días. Un café con leche.

+De soja

-De soja

¡Bien! ¡Ya tengo aliados en mi batalla personal! Ahora sé que si desayuno aquí, no me pasa la de ayer.



Mientras mis piernas se quejan de la necesidad de alimento, veo a la camarera salir de la barra con una mi taza de café con leche de soja. De comer no había pedido nada, pero había unos curasanes hermosos, unos bollos de leche increíbles, y la tortilla… ¿Os gusta la tortilla medio desecha por dentro como a mi? Pues no os digo más, que me babo.

Me acabo de acordar mientras escribo esto de una frase en referencia a la tortilla. No es una frase filosófica vegana. Es sólo:

Hay dos clases de personas en el mundo. Los que prefieren la tortilla deshecha por dentro y los que no tienen ni puta idea de la vida.

Parafraseando a un colega que sigo hace años… “Este es mi blog y me lo follo cuando quiero” Pero continuamos con la historia. Que vosotros podéis comer tortilla y yo no.

Hoy estoy de buen humor. Hambriento, pero de buen humor. Voy a aprobar. Fijo.

La camarera junto a mi café me trajo unas mini-tostadas con tomate acompañadas de una mirada de cachondeito fino.

¡BIEN!

Atacando el frutero con agresividad a cada rato fui pasando la mañana mientras adelantaba trabajo para la siguiente semana. Uvas, higos.. y sobretodo…

No sé si sabéis. Que este año hemos plantado un montón de sandías. Y cuando digo un montón, es un montón. Llevo 2 semanas a media sandía por día.

 

-¿Y no te cansa?

+No. Pero meo mucho.

 

Con una foto os defino el resto del día:

¡¡¡APROBADOOOOOO!!! 1/4

#VEGANODATOCURIOSO DEL DÍA 4 : Los churros (la mayoría) son veganos (Dato que será clave de aquí en adelante)

Día 5

¡Domingo!

David entretiene y también educa.

A todos nos han enseñado que en el Génesis:

“y el séptimo día descansó.
Dios bendijo ese día y lo apartó,
para que todos lo adoraran”

Resumiendo, que Don Dios no era autónomo. Y pudo descansar. ¡Pues bien! No descansó un domingo, fue un sábado. El séptimo día era un sábado. ¿Como os habéis quedado?

Resulta qué:  “Constantino I el Grande”  (Grande por sus cojones, vaya) Allá por el 313 D.C. Dictaminó que el domingo (que significa venerable “día del sol“), fuera el principal y séptimo día de la semana, en reemplazo del sábado;



¿Por qué os cuento esto?

En mi casa el domingo se descanse o no, es día de cocido. Punto. Y eso no lo cambian ni los cojones de Constantino I el Grande.

Para los que no sois de Galicia y estáis leyendo esto. Que sepáis que el cocido gallego lleva poquito.

Un poquito de patata, un poquito de habichuelas, un poquito de verdura verde, blanca… Y artillería pesada.  Pollo, chorizo, lacón, costilla, tocino, ternera, cocodrilo, jirafa, hipopótamo y dinosaurios. Dinosaurios de los pequeñitos, de los que a principio de Jurasic Park nos caían bien. Ya sabéis todos de qué escena hablo.

Y no se puede comer un poquito de cocido gallego.

– ¿Cómo se queda un mago después de comer?
– Magordito

Foto random de un gato que me ha parecido simpática y la pongo aquí.

 

Así que salí de cama, y mientras me tomaba mi té vegano. Tomé la solución más inteligente.

Cogí el teléfono móvil…

 

-Mamá, que al final no como con vosotros.

+Te guardo cocido para la cena.

-Que no, que soy vegano. – ¡Y colgué!

 

Colgué rápido temiendo una réplica lapidante del estilo de: Tú lo que eres es gilipollas hijo mio. Mi madre es del pensamiento: “Si no comes carne, te mueres, mañana, fijo”



 

Con el trabajo ya adelantado de la mañana anterior, huí al monte a coger castañas. No tuve necesidad de buscar el prospecto de las castañas. De tarde estuve paseando por la playa con una amiga mientras ella recogía su dorsal (ÁNIMO MAÑANA MARÍA) y luego luché mano a mano contra otra sandía. Verduritas de cena y… ¡BIEN. VAMOS REMONTANDO!

APROBADO 2/5

#VEGANODATOCURIOSO DEL DÍA 5  Peter Dinklage es vegano.

Día 6

Lunes, queridos amigos. Esto iba a ser fácil.

Ya tengo localizada la cafetería donde desayunar. Cachondeito incluido. Eso para mi es empezar bien el día.

Además, ya sé que los churros son veganos.

Empieza a irme bien esto de ser vegano. Si hoy completo el día ya empato 3/3

 

Empiezo a recibir el apoyo de amigos, y me entero que existen quesos, chorizos y nuggets veganos. También comienzo a pensar que no son amigos míos. Recibo también invitaciones a churrascadas y asados. Y descubro que un montón de mis amigos de facebook son más de INVIEGNO.

Le debo una a Hera.

¿No la conocéis? Os la presento:

Hera es feliz. A Hera ser vegana se la trae al pairo. Hera suspende todos los días y sólo distingue dos tipos de cosas: Las que se comen, y las que si me trae se las tiro.

Vermut:

Como os decía hace 2 días. Queridos amigos. España no es un país para nosotros. Antes de comer, ya que estaba en la calle con Hera y me encontré con unos amigos, me quedé tomando un agua natural del tiempo y sin hielo. Vivo ACOJONADO

¡Pues fiesta de la salchicha!

¿De pincho? Salchichas picantes, pan con chorizo, fabada con chorizo, y unos montaditos de jamón y queso.

Yo me resistí. Pero en el equipo hemos sufrido bajas.

La tarde la pasé sin problema, y más vegetales de cena. Me siento bien.

 

Fotografía en honor a los caídos. Todo un honor ser vegano durante unas horas a tu lado. Hera. TRAIDORA

 ¡DAVID APROBADO! 3/6 – HERA SUSPENSA.

#VEGANODATOCURIOSO DEL DÍA 6  – El hombre más fuerte del mundo es vegano. Patrik Baboumian es conocido como el “Popeye” Armenio. (Esto fue en 2011)

Día 7

Hoy es un día importante. Hoy cumplo 1 semana con este reto. 1/3 del total. Y el resultado de hoy definirá si apruebo o no esta semana. Llevo 3 días fallidos y 3 en los que he conseguido ser vegano.

Mañana sencilla.

Bebo té, como churros, hago pis. Bebo té, como sandía, hago más pis. ¿Los veganos meamos mucho o tengo un problema?



Llega la hora de comer. Voy a comer con mamá que está sola.

¡EL ENEMIGO EN CASA!

Entro en casa y huele bien. DEMASIADO bien.

 

-Hola. ¿Qué hay para comer?

+Higado

-Hostias mamá, que soy vegano

+Ah. ¡Es verdad! Bueno, por un día no te pasa nada.

-Coño, ¿Cómo que no me pasa nada? Si como carne, no soy vegano.

+Pero tienes que comer carne.

-Que no, que me echan del club de veganos.

+Pues si no se come hay que tirarlo, que a la noche ya no vale.

 

¿Entendéis por qué el domingo colgué el teléfono rápido? Estas respuestas de madre son totalmente lapidantes. Y además, el hígado está tan rico, ahí, encebolladito….

Por favor. Dejadme solo.

 

#VEGANODATOCURIOSO DEL DÍA 7 EL hígado no es vegano.

Día 8

¡A la mierda el reto vegano!

Que no, que es broma. Os prometí que aguantaría incorruptible hasta el día 21.  Al fin y al cabo un par de cafés, un curasancito, empanada de bonito y un poco de carne ayer no es para tanto. Estoy pensando en que cada vez que la fastidie con la alimentación, plantar un árbol. ¿Qué os parece?

Llevaría 4 árboles yo, y 1 Hera.

Hoy me he levantado con un vacío existencial. Un desasosiego vital. Un je ne sais quoi, que qué se yo.

Decido darme una buena ducha, y durante la ducha recuerdo una noticia que leí, en algún momento de mi vida y acabo de buscar para poneros, al menos, el titular.

La firma De Daría presenta el primer Jabón de Jamón ibérico de la DO de Los Pedroches

Jabón de jamón, sí, pero ibérico.

Pienso en todos los productos de droguería que utilizamos y que hayan utilizado animales para su composición o para realizar pruebas. Me doy cuenta también, de que por el precio que pago yo por el champú, cerdo ibérico estoy seguro de que no lleva.

He pasado por delante de la carnicería del barrio.

 

+¡David! ¿Cómo estás? ¡Cuanto tiempo! ¿Te has vuelto marchar de Vigo?

-No… tenemos que hablar. Siéntate.

+No tengo silla, esto es una carnicería.

-Es verdad. Pero agáchate un poquito, que eres muy grande.



Mantuve distancia de seguridad… y un mostrador de por medio. Ver al hombre medio agachado tras un mostrador me resultaba muy gracioso. Pero imagino que son situaciones habituales para los veganos. Ver como los esbirros del carniarcado se inclinan ante nosotros. Tendré que acostumbrarme.

-Hostia, es que sigues siendo enorme aun así.

+¿Qué tienes que contarme. David?

-El motivo por que estoy más distante, por el que te evito…

+Dímelo ya.

-¡Soy vegano!

+¡No!

-¡SI!

+¡No!

-¡Si!

+¡No!

-¡No!

+¡SI!

Bien. ¡GANÉ! David 1-0 Carnicero.

 

+¿Por qué te has hecho vegano?

-Porque sí.

+“Porque si” no es una respuesta – Resulta que el carnicero es madre.

-Es sólo temporal.

+Todos decís lo mismo, y luego no volvéis. ¿Qué he hecho mal?

-Carni. No eres tú. Soy yo.

Le tendí la mano en un gesto de respeto. Un gesto en honor a tantos años juntos. Tantos momentos… tantas alitas de pollo, pinchos morunos, pechuguitas… tantos kilos y kilos de costillas… ¡Hostia! Que me babo otra vez. 

Los casi 150kg de rudo carnicero bordearon el mostrador, y de pronto me sentí como un cordero como una lechuga ante un rinoceronte. Esto no podía acabar bien.

+Te echaré de menos… – se le iba apagando la voz a medida que pronunciaba las palabras, hasta que casi no pude entender su última palabra… – vegano.

¡Y menos mal que SOY APNEISTA!

(Un inciso a mis alumnos. ¿Recordáis cuando en piscina entrenamos las apneas en residual, y me decís que se sufre mucho? No tenéis ni **** idea, no sé cuanto tiempo he pasado “desaparecido” entre el abrazo de la bestia carnívora, pero el diafragma y el tímpano ahora los tengo solapados)

 

No sé si por el abrazo, o por la situación sentimentalmente delicada, he perdido el apetito para el resto del día. No he comido nada. Bueno. Sandía. Y cosas veganas aburridas.

¿Sabéis si hay estudios que asocien veganismo con mayor sensibilidad? Hoy ha sido un día triste.

Pero me autocuento un chiste: (Así mañana cuando me lea a mi mismo para repasar, me hago gracia)

¿Qué hace un heavy haciendo así?

AC/DC

Nota del autor: (De yo mismo, vamos) No dejéis de leerme por el chiste malo. Por favor.

¡APROBADO! 4/8 Podéis dejar en los comentarios que el chiste es pésimo. No pasa nada.  

Summary
Author Rating
1star1star1star1star1star
Aggregate Rating
5 based on 4 votes

Esta entrada tiene 10 comentarios

  1. Estoy más enganchada a esto que un niño al azúcar… muy divertido!! (a pesar de tus intentos fallidos de ser vegano). Con ganas de leer cómo se desarrollan el resto de días. Ánimo!!!

    1. No pienso rendirme hasta el día 21!!!

  2. Jajaja muy bueno el artículo, esto me recuerda que mi doctora digestiva me hizo una dieta a base pollo pavo frutas y verduras, me quitó el queso y las grasas pero no dijo nada de los animalitos jajaja. Eso hace que me pregunte ¿serán esenciales sus proteínas para que mi organismo esté equilibrado? Ahí te lo dejo primo 😉

    1. Hay que probar de todo y tengo que leer más y más todavía. Pero a nivel de proteínas la Soja, Cacahuete y Guisantes se encuentran entre los alimentos con más porcentaje de ella. Así que por déficit de proteína no va la cosa. jaja.

  3. … supongo que no has leído la composición del chocolate, ni de las barritas

    1. Ssssssssi. No. La verdad es que no mucho. Si leo la composición estoy seguro de que hasta mi bicicleta lleva carne por algún lado. Me da miedo. Voy poco a poco.

  4. Menudo fraude!
    Ser vegano no es verdurita y ensaladita y tus hojita de orégano.
    Vente conmigo una semana y disfrutarás de lo lindo. Comiendo. Comida. Vegana.
    Sólo una semana que luego te quedas y no te aguanto mucho.
    Te falta el continuo “te gusta pagar más por cosmética y ropa cruelty free, no?” de la gente carnista.
    P.D.: Más intervenciones de Hera.

    1. ¿Cómo tienes el hierro?

  5. Q lentos pasan los días cuando algo es interesante y sobretodo divertido

    1. ¡Día 8 ya! ¡Han pasado rápido!

Deja un comentario