CONTACTO@DAVIDPARDAVILA.COM

Abrázame

Me estoy arrepintiendo, y aún no he comenzado a escribir. Reconozco que lo he intentado, he escrito veinte frases y he borrado otras tantas, nada parece correcto. Me arrepiento, y me arrepentiré aún más cuando acabe de escribirlo. Necesito hacerlo, será como escribir el borrador de un capítulo, arrugarlo, y dejarlo por el escritorio, esperando que solo tú lo leas, esperando que seas tú quien me diga como debe continuar la historia, si lo lees. Si lo llegas a leer.
No sé a dónde quiero llegar, quizá a la conclusión de que todo es una ilusión mia y realmente no me haces falta. Pero eso sólo haría reafirmarme en mi cobardía, y ya por eso me siento mal. Tuve que escapar, me arrepiento de ello, pero continuar no tiene sentido…
Quizá es eso lo que buscamos, un sinsentido que nos mantenga alerta, pero el cual nos vaya haciendo poco a poco a la idea de implicarnos. No fue el momento, no fue la situación, pero, has sido tú, y lo sigues siendo. En 4 días me has maravillado, no puedo darle más vueltas a todo de una manera que no lo haya hecho ya. He pensado veces en ti, menos hoy.
¿Recuerdas? “Lo importante no es olvidar, sino, recordar sin que te duela” Hoy me sorprendí olvidándote. Y tengo miedo. Podría hacerlo, sería más fácil, sin duda, pero necesito tener la oportunidad de volver a sentirte mia. Volver a escuchar ese “abrázame” de tus labios. Necesito que me vuelvas a hacer sentir igual, necesito sentir que no te necesito.

Deja un comentario