CONTACTO@DAVIDPARDAVILA.COM

-Que no me acuerdo.

De tus besos.

Ni siquiera del primero.
Que sería como tantos otros, otras.
En un bar, o discoteca,
Tras decirnos tonterías
o cualquier otra cosa.

Sonrisas al oído,
en tus ojos una estrella
y en mi mano, a medias, otra,
en botella, o igual en copa.

Que no me acuerdo.

De tu piel.

Ni de la ecuación.
Despejando tres equis por las noches
sumando nuestros cuerpos
para dividirnos y ser al menos
un por ciento de algo
dejando raíces
y barriendo los restos.

No me acuerdo.

Ni de las caricias de tu voz
ni de la voz de tus caricias.

Abrazos, risas.
Y algún que otro “te quiero”
Deprisa, descalzos, locos
y a pecho descubierto

-Y si no me acuerdo, no pasó.

Más artículos que te podrían interesar

Deja un comentario