CONTACTO@DAVIDPARDAVILA.COM

 

17 motivos por los que no enamorarte de una persona que practica apnea.

 

 

  • 1 Siempre serás la otra. 

    Y eso un apneista lo sabe, y lo vive. Lo primero es el mar. Y cada fin de semana buscará la manera de poder practicar apnea. Ya sea en el océano, en la piscina o en la bañera. ¡Pero oye! Si las condiciones no dejan l@ tendrás todit@ para ti.

 

  • 2 No tomará contigo el sol en la playa. 

    Para aquellos quienes aman la apnea, la playa es un terreno de juego. Un campo en donde vestirse con el neopreno y las aletas, ponerse la máscara y presentar batalla. Lo verás desaparecer bajo las olas una y otra vez. Y si tienes buena vista, podrás ver, a lo lejos, su sonrisa.

 

  • 3 Intentará usarte. 

    Lo hará, ya sea en un viaje, en el mar, en la piscina, o tumbado en el suelo de casa o en la cama. Intentará utilizarte de coach para que le vayas guiando durante su apnea, que le hagas cuentas atrás, que le cronometres, que le digas: -Respira – Cuando ya el color de sus labios sea azul. Querrá que saques también un curso de apnea, un curso de primeros auxilios, un doctorado en medicina y 3 masters para utilizarte también de seguridad si consigue que te pongas unas aletas y te sumerjas con él. Te usará, y eso significa que está poniendo su vida, literalmente, en tus manos.

 

    • 4 Se reirá de ti. 


>Se reirá contigo de tus miedos. A un apneista no le importa que llueva, que haga frío, que el agua esté sucia o fría. O hacer apnea entre medusas, bajo el hielo, o entre bichejos más grandes que él, y si tienes miedo de los tiburones, se reirá de ti.

 

    • 5 Te abandonará. 


Lo verás irse durante horas, sin saber a ciencia cierta la hora a la que volverá. Cuando disfrutan durante la apnea el tiempo se pasa volando, y podemos estar haciendo bajadas, o hablando en el mar agarrados en la boya con los compañeros durante horas enteras. Una bajada siempre es “la penúltima” y nos olvidamos del reloj.

 

  • 6 Te discutirá sobre la dieta. 

    No importa si acaba de sacar ayer el nivel 1. Si ama la apnea ya ha aprendido todo lo que necesita saber sobre la dieta, si cocina él comerás como un apneista, y si lo haces tú, te cambiará todos tus platos. Te dará clases de horas sobre la alimentación alcalina y los alimentos que producen mucosidad. Y cada vez que participe en un evento de apnea, vendrá.. ¡Con nuevas recetas! Eso sí, lucirás un vientre plano y empezarás a tener digestiones rápidas. (Y cuando empiece a hablarte de hipopresivos…)

 

  • 7 No vestirá elegante. 

    Los días de apnea son días de pantalón corto, chanclas, camiseta de alguna competición o de algún centro de apnea, una gorra destrozada por la salitre y un despeinado muy playero. Combinará eso con un bronceado irregular, luciendo la marca de la máscara y las manos y pies más oscuros que el resto del cuerpo. ¡Pero ojo con eso! Es una trampa, y llevan un arma secreta. ¡La sonrisa de que es día de apnea! Y unos besos con sabor salado.

 

  • 8 No te llevará de vacaciones. 

    Marcará los días libres en el calendario, pero no como vacaciones, sino como apnea. Las vacaciones pasarán a ser viajes a Egipto, a México, a Bali, a Canarias. Y la pulserita de todo incluido la cambiará por una hamaca, aletas, máscara y un poco de fruta en algún stage, training, campeonato.

 

  • 9 Preferirá estar solo. 

    Disfrutará de esos minutos, y de esos metros a solas. Peleando contra si mismo, disfrutando de las caídas, del paso de los segundos, y del latir del corazón. Y les encanta “estar solos” rodeados de otros amigos apneistas.

 

  • 10 Será un liante. 

    ¡A los apneistas les encanta ir en grupo! E intentarán liar al camarero, al taxista, al compañero de asiento en el avión, y a todo aquel que se ha atrevido a ser su amigo en alguna red social.

  • 11 Se dormirá en cualquier lugar. 

    Después de una sesión de apnea, y con el estómago lleno (de comida sana) se dormirá en cualquier lugar y corres el riesgo de que te use como su almohada. A un apneista no le importa que sea un colchón, una hamaca, piedras, o la arena de la playa. Preferirá habitaciones compartidas para ahorrar y gastar ese presupuesto en más días de apnea

 

  • 12 No se preocupará por nada.

    Un apneista no se alterará si las cosas no van como espera, sabe y comprende que mantener la calma cuando las cosas no van según el guión es esencial. Una persona que ha bajado y subido decenas de metros sin respirar, no se va a preocupar por tonterías y mantendrá siempre una postura calmada buscando la solución más viable. Los apneistas confían en si mismos. No los oirás quejarse por tonterías.

  • 13 El trabajo es sólo un medio para practicar apnea. 

    Un apneista es una persona trabajadora, puesto que el trabajo es lo más importante para poder practicar apnea en vacaciones o en el fin de semana. ¿Y el paseo caminando del trabajo a casa? Un momento ideal para parecer una persona rarita entrenando apnea. (La idea de los zombies la quitaron de ver a uno de ellos haciendo apnea walks)

 

  • 14 Te dirá de todo. 

    Te contará todo y no se guardará nada. Un apneista sabe lo importante que es desconectar y tener una mente tranquila y limpia cuando realiza una apnea. Por esto te contará sus preocupaciones y no se guardará nada.

 

  • 15 Lujos, los justos. 

    Un apneista no es materialista y será la persona más feliz del mundo con un pequeño paseo a la primera playa donde poder ponerse una máscara y disfrutar de su medio.

  • 16 Te llevará al límite. 

    Ya te hemos dicho que un apneista es un liante. Intentará llevarte a su terreno, que superes tus límites, te apoyará y te hará de coach aunque tú no quieras. Pero ojo, podrías hacer al apneista demasiado feliz si te vuelves una de ellos. Las conversaciones con sus amigos dejarán de ser: “Soy capaz de bajar a 40m sin respirar” y se convertirán en: ¡MI PAREJA HACE APNEA! Con los ojos llenos de orgullo.

 

  • 17 Acaparará las conversaciones. 

    Un apneista siempre tendrá cosas interesantes que contar de alguna aventura, ya sea suya o de otro amigo apneista, de ese tiburón o de ese pez payaso. De esa pedazo de apnea y de ese último metro dónde volvió a respirar! ¡Y cuidado! Los apneistas saben un montón de cosas. La apnea no es un deporte clasista y está al alcance de todos. Conocerán gente de todas las culturas, profesiones y lugares que existen.

Así que… si has cometido el error de enamorarte de un apneista: No dejes que se le seque la piel, llévalo al mar, compréndelo, ten paciencia… ¡Y ponte aletas! Disfrutarás de una aventura en cada bajada y conocerás a gente increíble.

Summary
17 motivos por los que no enamorarte de una persona que practica apnea
Article Name
17 motivos por los que no enamorarte de una persona que practica apnea
Description
¡No te enamores de un apneista! Los apneistas tenemos malos hábitos como los 17 que te enumero a continuación.
Author
Publisher Name
David Pardavila
Publisher Logo

Deja un comentario